El Consejo Simpatico Un Twitter totalmente descentralizado y anónimo a prueba de cualquier tipo de CENSURA y ataque DDoS basado en Ethereum Blockchain

Sojobo, el Rey que vive en la montaña

Sōjōbō es un antiguo Tengu yamabushi (ermitaño de montaña) con cabello largo y blanco y una nariz extrañamente larga. Lleva un abanico hecho de siete plumas. Él es extremadamente poderoso, y una leyenda dice que tiene la fuerza de 1.000 Tengu normales. Sōjōbō vive en el monte.

Conocido por enseñar al guerrero Minamoto no Yoshitsune (entonces conocido por su nombre de infancia Ushiwaka-maru o Shanao) las artes de esgrima, táctica y magia en el siglo XII. Es un gran profesor en las antiguas artes de la lucha.

En algunas aldeas japonesas, los padres difundieron el mito de que él come niños pequeños para evitar que entren a los bosques por la noche.

Ver:

No confundir Tengu o Sojobo con Garuda, ver:

 

Sobre Tengu

Estas narices tan representativas normalmente son asociadas con la deidad Sintoísta Sarutahiko, que es descrita en el texto histórico Japonés, el NihonShoki, con una probóscide (trompa de un elefante u órgano similar) de 5 palmas de longitud.

200px-Elephant_catching_a_flying_tengu

Ver:

Los tengu también solían representarse al tomar la forma de un sacerdote. Comenzando el siglo XIII, el término tengu se comenzó a relacionar directamente con losyamabushi, los ascéticos de las montañas que practicaban el Shugendo.

Es común que las representaciones de los tengu portaban un ha-uchiwa (“abanico de plumas”), que eran abanicos fabricados con plumas. En las historias folclóricas, estos abanicos a veces tenían la habilidad de aumentar o reducir el tamaño de la nariz de una persona, pero normalmente poseían la habilidad de crear fuertes ráfagas de viento. Algunos otros accesorios de naturaleza mágica o extraña eran asociados a los tengu, como unas sandalias de un solo diente de gran altura del tipo geta, normalmente llamadas tengu-geta.

Algunos estudiosos japoneses han apoyado la teoría de que la imagen de los tengu provienen de la deidad hindú con forma de águila llamada Garuda, que el budismo pluralizo en sus escrituras como una de las mayores razas no humanas. Como los tengu, los garuda normalmente son representados como humanos con alas y el pico de un ave.

una colección de historias publicadas a finales del periodo Heian, contenían algunas de las primeras historias relacionadas a los tengu, con las características que los definirían en los siglos siguientes. Estos tengu eran grandes oponentes del budismo, ya que engañaban a la gente a creer en falsas representaciones de Buda para después abandonar a monjes en lugares remotos, seducir a mujeres y hacerlas creer que eran hombres divinos, robar templos y promover la creencia de poderes malignos. Usualmente se disfrazaban como monjes, pero su verdadero propósito siempre fue el de engañar…

A lo largo de los siglos XII y XIII, registros explican como los Tengu seguían causando problemas en el mundo. Ahora se les conoce como los fantasmas de la ira, vanidosos, o monjes heréticos que han caído en el “reino de los tengu” (天狗道, tengudō). Estos comenzaron a poseer personas, en especial mujeres y niñas, y hablaban a través de sus bocas (kitsunetsuki). También siendo enemigos del budismo, algunos demonios movieron su atención a la familia real. El Kojidan cuenta de una emperatriz que fue poseída, y el Ōkagami relata que el emperador Sanjō se quedó ciego por culpa de un tengu, el espíritu de un monje que ofendió al trono.

En las historias del siglo XIII, algunos tengu comenzaron a secuestrar niños pequeños y monjes que siempre habían sido sus objetivos. Los niños normalmente eran devueltos, y los monjes eran encontrados atados en lugares altos como cimas de los árboles, sin embargo, siempre estaban en estados cercanos a la muerte o locura, ya que eran engañados para comer estiércol animal

Los Tengu en este periodo siempre fueron vistos como fantasmas arrogantes, como resultado, siempre eran asociados a vanidad y orgullo. Hoy en día, la expresión japonesa tengu in naru, que literalmente significa “convertirse en tengu” es usada para describir a una persona engreída.

En el Genpei Jōsuiki, escrito a finales del periodo Kamakura, un dios se aparece a Go-Shirakawa y le da información detallada de los espíritus tengu. El dice que las personas caen en el camino tengu ya que, como budistas, no pueden ir al infierno por ser personas de mal, ni al cielo. Este dios describe la apariencia de los diferentes tipos de tengu: aquellos que son espíritus de sacerdotes, monjas, gente ordinaria, son originados por que en vida fueron personas excesivamente orgullosas. El dios introduce la noción de que no todos los tengus son iguales; los hombres reconocidos se convierten en daitengu (大天狗, Tengu mayores”?) y los ignorantes se convierten en kotengu (小天狗, Tengu menores?)

El Shasekishū, un libro de relatos budistas del periodo Kamakura, hace una distinción entre los tengu buenos y malos. El libro explica que los que están a cargo son los protectores y no los oponentes del budismo, a pesar de que la ambición y el orgullo los ha llevado al camino de los demonios, en esencia son buenos, gente que hacia las prácticas dharma cuando estaban con vida

Captura de pantalla 2018-12-23 a las 13.36.01

El culto a Tengu

Los shugenjas modernos a través de todo el mundo son conocidos por auto-actualizar sus poderes espiritules formándolos a través de competencias y a través de rigurosas pruebas rituales de coraje (interior) y devoción conocidas como shugyō.

Peregrinajes que involucran escalada de montaña son realizados por estos y, a través de la experiencia obtenida por cada travesía tanto como por los años de estudios, son el medio para avanzar de rango. Los rituales son (eran) mantenidos en secreto para los nuevos shugenja en el mundo

Este denju asegura la real fe de los neófitos y los mantiene sin miedo a lo desconocido, ya que el primer paso en le Shugendo es controlar y finalmente perder el miedo.

Este secreto nació bajo episodios previos de persecución y opresión de los shugenja por la amenaza de la hegemonía militar. Algunos shugenja modernos mantienen la práctica del relativo anonimato en sus vidas diarias.

Los Tengu mas poderosos

Karasu-Tengu-Statue

En este orden:

Sōjōbō (僧正坊?) del Monte Kurama
Tarōbō (太郎坊?) del Monte Atago
Jirōbō (二郎坊?) de las Montañas Hira
Sanjakubō (三尺坊?) del Monte Akiba
Ryūhōbō (笠鋒坊?) del Monte of Kōmyō
Buzenbō (豊前坊?) del Monte Hiko
Hōkibō (伯耆坊?) de Daisen (Montaña)
Myōgibō (妙義坊?) del Monte Ueno
Sankibō (三鬼坊?) de Itsukushima
Zenkibō (前鬼坊?) del Monte Ōmine
Kōtenbō (高天坊?) de Katsuragi
Tsukuba-hōin (筑波法印?) de la Provincia Hitachi
Daranibō (陀羅尼坊?) del Monte Fuji
Naigubu (内供奉?) del Monte Takao
Sagamibō (相模坊?) de Shiramine
Saburō (三郎?) del Monte Lizuna
Ajari (阿闍梨?) de la Provincia Higo17​

Sanjakubo-Hasedera-Japan

 

Dharma – La Ley de la conducta piadosa correcta

51woD9CESJL._SY445_

 

0 Replies to “Sojobo, el Rey que vive en la montaña”

Deja un comentario